Auriculares para niños Imoo Ear-care Headset

Imoo ha lanzado unos auriculares exclusivos para niños que se encuentren en un rango de edad entre 7 y 15 años, en los que una de las prioridades de su diseño y fabricación es la seguridad de los oídos de nuestros pequeños.

Para ello los auriculares cuentan con varias características que permiten mantener una seguridad en los oídos de los niños, protegiendo el tímpano de posibles daños. Una de estas medidas es que el volumen máximo que se puede alcanzar con los auriculares nunca superará los 85 dB, un nivel seguro para evitar daños auditivos tempranos según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Además, los Imoo Ear-care Headset tienen un diseño abierto y por su forma se mantienen alejados del tímpano transmitiendo direccionalmente el sonido al oído con el altavoz soundbeaming. Son auriculares de conducción ósea, de manera que el sonido se transmite por vibración a través de los huesos del cráneo hasta el oído interno. Esta disposición de los auriculares no resta nada de calidad a la música reproducida ni tampoco de privacidad y sin embargo son mucho más saludables incluso desde el punto de vista de evitar posibles infecciones ya que al estar alejados de la oreja es mucho más limpio para los críos que llevarlo en el oído.

Unos auriculares seguros y resistentes

Otra gran ventaja de unos auriculares abiertos con este diseño y con el volumen restringido es que pueden ser utilizados en las actividades normales de los niños sin estar aislados completamente ni suponer un peligro para el portador. Actividades como ir a pasear, al colegio o a comprar en una ciudad, son compatibles con su utilización ya que no evitará que puedan estar atentos a su entorno y por tanto al tráfico o a los estímulos que reciban.

Construidos en metal con memoria súper resistente y sometido a duras pruebas de flexión de más de 100.000 veces, son tremendamente ligeros pues su peso no supera los 30 gramos. Además, el material es flexible, adaptándose a los distintos tamaños de cabeza de niños de diferentes edades. Por esta característica, también el agarre es muy bueno y siempre con comodidad, pues los niños no llevan nada ni dentro ni sobre las orejas.

Con unos drivers de 16,2 mm, los Imoo Ear-care Headset disponen de sensor portátil para el inicio y la pausa automáticos y son capaces de ofrecer un sonido muy natural y de calidad. Su conexión con dispositivos compatibles a través de Bluetooth 5.0 es estable en un radio de 10 m y permite recibir y hacer llamadas telefónicas.

Como están diseñados para niños, se ha contado con hacerlos resistentes. Disponen de certificación IP54 a prueba de polvo y resistencia al agua y se les ha dotado de suficiente batería como para aguantar su ritmo: 8 horas con carga rápida de 1 hora.

Precio

El precio de venta al público de estos auriculares disponibles en color verde aurora es de 64,90 €

ACERCA DEL AUTOR