Sonos da marcha atrás y seguirá actualizando todos sus altavoces

Esta misma semana os contábamos que Sonos había anunciado el fin de las actualizaciones para sus dispositivos más veteranos, algunos de ellos con hasta diez años. Ahora después de la polémica generada, la firma ha decidido recular y echarse atrás, y de momento seguirá con el mismo plan de actualizaciones.

La firma Sonos ha tenido que hacer frente a una gran polémica entre sus clientes, que han montado en cólera por recibir la noticia de que tendrían que deshacerse de sus altavoces, aunque funcionaran perfectamente.

¿Qué ha cambiado para que Sonos cancele sus planes?

Lo que había anunciado Sonos es que a partir del mes de mayo sus altavoces más antiguos iban a dejar de actualizarse, esto quería decir el fin de actualizaciones de sistema, de nuevas funciones y también de parches de seguridad. Sonos nos aseguraba que los altavoces siguieran funcionando correctamente. Los altavoces afectados eran los siguientes:

Zone Players, Connect y Connect originales: Amp (lanzado en 2006; incluye versiones vendidas hasta 2015), Play: 5 de primera generación (lanzado en 2009), CR200 (lanzado en 2009) y Bridge (lanzado en 2007) Por tanto en el mes de mayo, todos estos dispositivos dejarán de recibir nuevas versiones del software de Sonos y también dejarán de recibir nuevas funciones.

Como alternativa ofrecían a los usuarios activar el modo reciclado, que deja inservibles los altavoces, a cambio de un 30% de descuento en unos nuevos de la marca. Esto es lo que ha terminado de cabrear a los usuarios, que veían que sus altavoces activos, y por los que habían invertido un buen dinero, iban a dejar de funcionar. Ahora la firma ha emitido un comunicado en el que aclara que nada de lo anunciado anteriormente se hará efectivo, y que estos altavoces seguirán funcionando correctamente de manera indefinida, hasta que las circunstancias lo permitan.

Sonos

Eso sí, no recibirán funciones nuevas, pero si es necesario, sí que ofrecerán actualizaciones de seguridad, que pueden ser aquellas que dificulten más su funcionamiento. Así que si temías por el futuro de tus Sonos, todo queda en papel mojado. Eso sí, tampoco podemos criticar a Sonos por dejar de dar soporte a unos altavoces que en algunos casos tienen hasta 10 años de antigüedad.

ACERCA DEL AUTOR