Project Brooklyn de Razer: una estación de juego totalmente inmersiva

Razer, la marca líder para gamers mundialmente conocida por la triple serpiente cruzada de su logo, ha presentado estos días su nueva silla ergonómica para gamers “Project Brooklyn”, un diseño conceptual que transforma de manera sorprendente una silla de juego en una auténtica estación de gaming.

Con un diseño que le permite integrarse fácilmente en cualquier habitación o dormitorio, la nueva silla está construida con fibra de carbono e iluminación RGB y se trasforma de manera sencilla en una estación de juego con pantallas panorámicas que se despliegan de 60 pulgadas. Además, los reposabrazos 4D despliegan unas mesas periféricas y tiene retroalimentación táctil integrada en el asiento.

Inspirada en la silla Razer Iskur

Utilizando como base la silla Razer Iskur que fue presentada el pasado mes de octubre de 2020, el nuevo modelo aumenta el número de puntos de contacto con el jugador a la par que conecta la silla con la pantalla. Los reposabrazos encubren las mesas plegables donde se pueden apoyar consolas, ratones o cualquier tipo de mando, pudiéndose plegar a la mitad o completamente cuando no están siendo utilizados. De la parte central superior de la silla, se despliega al pulsar un botón una pantalla OLED 60″ full surround que permite imágenes de gran calidad y con detalles asombrosamente nítidos que permanecía oculta y protegida en la parte posterior cuando no está en uso.

La comodidad como pilar fundamental

Además de mejorar muchos aspectos técnicos sobre la funcionalidad de la silla, la marca ha empleado esfuerzo en diseñar un modelo mucho más cómodo donde destaca el respaldo de fibra de carbono, cojines de espuma de alta densidad y terminaciones de felpa para garantizar un mayor confort durante los periodos de juego.

Toda la silla, está diseñada además para ofrecer la más vanguardista experiencia en inmersión táctil, pues los módulos de alta fidelidad que se impulsan de forma independiente nos llevan a experimentar las sensaciones del juego con la más mínima vibración, llevándonos a disfrutar de las sensaciones como pocas veces hemos experimentado con un juego.

Y para completar el aspecto futurista, se integran en las zonas exteriores de los asientos una iluminación Razer Chroma RGB completamente personalizable que cuenta con 16,8 millones de opciones de colores.

Y mientras, las pruebas continúan

La empresa va a continuar desarrollando este concepto de silla gracias a las constantes pruebas que está realizando con jugadores de esports e influencers para comparar la viabilidad, la comodidad y el rendimiento de la misma. No cabe ninguna duda de que el “Project Brooklyn” va a conseguir su objetivo: ser una estación de juego totalmente inmersiva que hará las delicias de los gamers que la utilicen.

 

 

ACERCA DEL AUTOR