Las mejores barras de sonido para tener un buen audio en salas pequeñas

Para disfrutar de una gran calidad de sonido no es necesario tener un salón y una pantalla de gran tamaño. Basta con un equipo alta fidelidad de potencia media. Te presentamos una lista con las mejores barras de sonido de tamaño compacto, pensadas para ofrecer el mejor rendimiento en espacios más reducidos.

Sony HT-SF200 – Graves potentes en poco espacio

Esta barra de sonido mide poco más de medio metro, pero encierra un sistema 2.1 de 80 vatios de potencia, pensado para satisfacer las necesidades de los más exquisitos. Combina dos vías frontales para los tonos medios y agudos con un subwoofer enfocado hacia abajo, que ofrece un sonido rotundo con un gran detalle. Además, el fabricante ha dotado a su HT-SF200 de la tecnología S-Force Pro Front Surround, un sistema virtual que sitúa al espectador en medio de un entorno de sonido envolvente.

La conectividad de esta barra de sonido es bastante completa, con una toma HDMI ARC, que permite enviar el sonido y controlar todo desde el mando del televisor, sin necesidad de usar otro. Además, tiene conexión USB y Bluetooth para poder escuchar música de fuentes externas, como dispositivos móviles. Y es totalmente compatible con los Android TV de Sony, a los que se puede conectar sin cables.

En cuanto a su diseño, Sony ha cuidado cada detalle, dotándola de un acabado superior y trasero en imitación de piel, una rejilla frontal con un aspecto profesional que aporta atractivo al salón, y patas de goma para reducir las posibles vibraciones. Y ha situado las salidas de aire para los altavoces en el lateral, con un aspecto que encaja perfectamente con el conjunto. Precio recomendado: 200 euros.

Panasonic SC-SB1 – Alta resolución a tu manera

La barra de sonido Panasonic SC-SB1 tiene un tamaño muy compacto, pero encierra toda la tecnología necesaria para disfrutar de casi cualquier fuente de sonido de alta resolución. Su sistema 2.1 está compuesto por dos altavoces de 10 vatios para los tonos medios y agudos, que integran sus propios twiters de alta resolución, y un subwoofer integrado de 20 vatios, orientado hacia arriba. Gracias a ello es capaz de reproducir sonido de 24 bits a 192 KHz con una gran fidelidad.

Esta barra admite numerosas fuentes de sonido, tanto el propio televisor como un reproductor blu-ray 4K/HDR o cualquier dispositivo conectado a través de su toma USB. Por ejemplo, un disco duro, un pendrive o una unidad NAS, que podría enviar los datos por esta conexión o a través de la red del hogar.

Y gracias a su conexión bluetooth admite la reproducción de música por streaming desde dispositivos móviles. Otra de sus ventajas es que, con su conexión HDMI ARC se puede controlar directamente con el mando de un televisor compatible con CEC, permitiendo subir y bajar el volumen, encenderlo y apagarlo. Está disponible en negro o blanco, por un precio recomendado: 229 euros.

Samsung HW-R550 – Sonido inteligente de gran potencia

Con un tamaño algo más grande que el resto de modelos de esta lista, la barra Samsung HW-R550 proporciona un sonido de alta potencia y numerosas funciones, con un precio muy contenido. Su sistema 2.1 proporciona los tonos medios y agudos a través de la barra y los graves mediante un subwoofer aparte. En total, suman 320 vatios y permiten reproducir sonido en un rango de frecuencias de entre 42 y 20.000 Hz, proporcionando todo lo necesario para que tus películas suenen como el cine en un salón pequeño.

Pero, además, cuenta con el sistema de ecualización automático de la marca, que analiza la fuente sonora y ajusta automáticamente el sonido para cada función, incluidos los juegos. Otra de sus características especiales es la distribución interna de sus altavoces y su enfoque, que dirige el sonido hacia arriba y hacia los laterales para proporcionar una experiencia envolvente más realista e inmersiva.

En cuanto a su conectividad, el fabricante ha incluido una entrada de audio óptica, perfecta para equipos de gama alta. También tiene HDMI-CEC para recibir el sonido del televisor y controlar la barra a través de su mando, entrada auxiliar para otras fuentes externas y bluetooth. Gracias a su capacidad inalámbrica, este equipo permite reproducir música por streaming desde dispositivos móviles, y también se puede controlar a través de la app Samsung Audio Remote. Precio recomendado: 279 euros.

Bose Solo 5 – Instálalo como quieras

Tengas un salón clásico o moderno, con un televisor de pie o de pared, no tendrás problemas para integrar esta barra de sonido en tu casa sin romper la estética. Bose Solo 5 se puede colocar sobre una mesa o anclar a la pared, y su diseño sobrio encaja en cualquier lugar. Su compacto sistema de altavoces, de poco más de medio metro de ancho, encierra la potencia necesaria para mejorar mucho la calidad de audio de cualquier televisor.

Se conecta al televisor mediante un cable óptico, coaxial o analógico, y se puede controlar con su mando a distancia universal, que además es compatible con muchos equipos como televisores o reproductores de blu-ray. Gracia a eso podrás controlarlo todo con un solo mando, simplificando las cosas a la hora de ver la tele, películas oi de escuchar música.

Además, tiene conectividad bluetooth para poder reproducir desde fuente externas como smartphones, completando una batería de funciones muy completa para un equipo de sonido de esta categoría. Su precio recomendado es de 279 euros.

LG SK1 – No gastes más de lo necesario

A pesar de ser muy compacta, este equipo de sonido integra un sistema 2.1 de 40 vatios, con el que podrás elevar la calidad de sonido de tu televisor. La barra LG SK1 es pequeña y sencilla, pero no hace falta más si tu salón es pequeño y no necesitas alcanzar la fidelidad de un sistema de alta definición. Además, es compatible con Dolby Digital, por lo que ofrece un mínimo aceptable de calidad, y cuenta con varias opciones de ecualización para ajustar sus prestaciones a lo que necesites.

Se puede conectar a tu televisor a través de la entrada óptica, por el auxiliar o mediante bluetooth (4.0). Y, como en casi todos estos equipos, esta conexión inalámbrica sirve para reproducir sonido por streaming desde dispositivos como smartphones o tablets. A pesar de no contar con la ya típica conexión HDMI para la TV, se puede manejar desde el mando de muchos televisores, aunque también incluye su propio mando.

El fabricante recomienda su uso con televisores de 40 pulgadas o más, aunque sus dimensiones valen para casi cualquier salón de tamaño pequeño. Otro de los puntos fuertes de este sistema de sonido es su diseño, discreto pero con aspecto de calidad, que encaja perfectamente tanto en un salón moderno como más clásico. Precio aproximado: 90 euros.

JBL Bar Studio 2.0 – Sonido surround para salas pequeñas

La barra JBL Bar Studio es un sistema 2.0 pensado para ofrecer un sonido espacial en salones de tamaño pequeño. Se compone de dos tweeters de 1,5” y dos woofers de 2”, que suman 30 vatios de potencia, pensados para ofrecer una respuesta de frecuencia de un rango amplio (60 y 20.000 Hz), con especial énfasis en la riqueza de los graves.

Su diseño es sencillo y elegante, con un ancho de 61 cm, por lo que encajará perfectamente con un televisor de tamaño medio, y cuenta con una batería de conexiones básica pero funcional. Tiene una toma HDMI compatible con ARC y HDCP versión 1.4, así como entrada analógica, óptica y USB.

Además, dispone de conexión bluetooth para poder escuchar sonido desde reproductores inalámbricos como smartphones o tablets. Y se puede controlar mediante su propio mando o con el mando del televisor. Precio aproximado: 138 euros.

Philips HTL1190B/12 – Buen sonido sin complicaciones

Esto es lo que ofrece la barra Philips HTL1190B/12, un sistema discreto y elegante, con una potencia total de 40 vatios. En su interior tiene un sistema Bass Reflex 2.0 con dos woofers de 2” de rango completo, que proporcionan una respuesta de frecuencia de entre 20 y 20.000 Hz. Este sistema, aparentemente sencillo, está pensado para convertir en Surround cualquier sonido estéreo, aportando un nuevo nivel al audio de tu televisor.

El otro punto fuerte de este modelo es que está pensado para ofrecer diferentes posibilidades de instalación y de uso. Por un lado, cuenta con entradas de audio digital óptica y coaxial para el televisor, una entrada auxiliar analógica y otra por minijack. Además, tiene un USB en su lateral para conectar dispositivos de almacenamiento externo. Pero también integra bluetooth para poder escuchar música por streaming desde fuentes inalámbricas.

En cuanto a su diseño, esta barra es un poco más ancha que otras de la lista (unos 92cm), pero sus características y sobrio diseño la hacen adecuada para salones de tamaño pequeño. Además, el fabricante la ha creado con un perfil bajo, pensando en instalaciones bajo televisores de pie pequeño, y también se puede instalar en la pared. Precio recomendado: 90 euros.

Yamaha YAS-107 – No renuncies a nada

Con la barra Yamaha YAS-107 podrás obtener un sonido de máxima calidad en entornos pequeños, olvidándote de la baja fidelidad de los televisores de gama media o baja. Además, el fabricante ha integrado la tecnología Clear Voice de los modelos superiores, que mejora la calidad de las voces en las películas de cine, que normalmente se escuchan peor que otros sonidos cuando se usan los altavoces de la TV. Y lo mismo ocurre con las emisiones de televisión, donde el códec de audio recorta la calidad de la voz.

Cabe destacar que esta barra ofrece una potencia de 120 vatios, más que suficiente para ponerte los pelos de punta al ver películas en un salón pequeño. Y el sistema está compuesto por dos woofers de tango medio, dos subwoofers integrados de 3” y dos tweeters de 1”, que permiten alcanzar una gran fidelidad. Y, lo que destaca el fabricante es que su diseño interno le permite alcanzar un sonido surround 3D de alta calidad, que además es compatible con estándares como Dolby Digital, Dolby Pro Logic II, DTS Digital Surround y DTS Virtual:X (a través de una actualización de firmware).

Su diseño es muy atractivo, con una forma aplanada y un recubrimiento completo de tejido de malla con dos salidas de audio en los laterales. Y se puede colocar en la mesa bajo el televisor, gracias a su altura de solo 53 mm, o en la pared. A nivel de conectividad, proporciona todo lo que puedes necesitar. Por un lado, tiene una entrada HDMI y una salida compatible con señales 4K HDR y con el estándar HDCP 2.2. Además, cuenta con una entrada de audio digital óptico y a través de minijack, y tiene una salida por cable para un subwoofer externo. Por si fuera poco, tiene conectividad bluetooth para reproducir por streaming, con un sistema de mejora de calidad para archivos en formato Mp3, y dispone de una app para configurar sus múltiples modos de uso y ecualización. Y, además, también se puede manejar desde el mando a distancia del televisor. Un equipo verdaderamente completo por un precio recomendado de 200 euros.

Polk Auidio MagniFi Mini – Sonido de lujo en el mínimo espacio

Toda la calidad de audio que necesitas en tu salón en un tamaño muy contenido. La barra MagniFi Mini mide solo 34 cm pero encierra un completo sistema de 4 altavoces de rango medio de 2,25” y dos tweeters de 0,5”, que ofrecen una potencia de 150 vatios. Pero, además, tiene un subwoofer externo de 6,5” que ofrece unos graves profundos de alta calidad. Esto permite crear un sonido de alta calidad, compatible con el estándar 5.1 Dolby Digital.

Este equipo, cuyo precio supera al de otros en esta categoría, no solo proporciona una gran calidad y riqueza de sonido, sino que cuenta con varias tecnologías que aportan mucho valor. Una de ellas es el sistema Voice Adjust, que mejora la nitidez de las voces para una mejor escucha del cine y la televisión. Además, incluye compatibilidad con Google Cast para transmitir música directamente al altavoz desde un smartphone o Tablet, vía bluetooth.

Pero también incluye conectividad WiFi 802.11ac de doble banda para conectarlo a la red doméstica, y entradas de audio HDMI (ARC), de audio digital óptico y analógico, a través de minijack. Aunque incluye su propio mando a distancia, es compatible con la mayoría de mandos a distancia de televisor, y se configura de forma muy sencilla. Basta con enchufarlo al televisor, encenderlo y disfrutar de un gran salto en la calidad de sonido. Precio recomendado: 299 euros.

Schneider SC300SND – Especial para juegos

El fabricante Schneider ha diseñado la barra SC300SND pensando especialmente en los jugadores de videoconsola, construyendo un sistema 2.0 muy compacto para espacios pequeños. Mediante la reflexión de las ondas es capaz de proporcionar un sonido envolvente que mejora la sensación de sentirse dentro del juego o de la película que estás viendo.

Este sistema 2.0 se compone de dos altavoces internos de 2” que proporcionan una potencia máxima de 20 vatios, con una respuesta de frecuencias de entre 40 y 20.000 Hz, suficiente para sonorizar una habitación o salón pequeño. Y se conecta fácilmente al televisor a través de una toma HDMI (ARC) o mediante una de sus entradas analógicas (minijack y coaxial).

Además, dispone de un puerto USB para dispositivos externos y de conexión bluetooth 4.2 para reproducir música por streaming desde dispositivos inalámbricos como smartphones y tablets. Y, junto con os botones físicos de su lateral, tiene un pequeño mando a distancia para controlar el volumen, el modo de ecualización o la conectividad por cable e inalámbrica. Precio aproximado: 40 euros.

ACERCA DEL AUTOR