Dutch & Dutch 8C, simplemente espectaculares

Dutch & Dutch, el fabricante de aparatos electrónicos con sede en Róterdam, es un nombre que está sumando adeptos dentro del mundo de los audiófilos y desde luego se lo está ganando a pulso, en parte gracias a sus altavoces del modelo 8C.

Desde luego los Dutch & Dutch 8C no paran de recibir buenas críticas en las más influyentes revistas de sonido a nivel mundial. Y es que el modelo 8C sobrepasa el concepto de monitor de estudio y busca como objetivo reducir la influencia del entorno al poseer una dispersión cardioide hasta los 100 Hz. Como dice la marca, el sistema se sintoniza con la estancia y no al revés. Los 8C se adaptan a la habitación en la que se encuentran y se pueden colocar muy cerca de las paredes sin perder rendimiento. Esta es una característica muy interesante que nos ofrece el modelo, puesto que evita cualquier tipo de reflejos de fondo y facilita mucho la ubicación sobre todo para aquellos usuarios que no disponen de un entorno ideal.

Un sistema de 3 vías

Cuando observamos el frontal, vemos un tweeter de guía de ondas de aleación de aluminio / magnesio de fabricación europea de 25 mm y un driver de graves y medios de 200 mm. Pero cuando nos asomamos a la parte posterior del altavoz, junto con el panel de conexión hay otros dos drivers de 200 mm más, pudiendo ver que el 8C es un auténtico sistema premium de 3 vías totalmente activo.

El Dutch & Dutch 8C tiene directividad constante desde 100Hz en adelante y +/- 0.5dB de respuesta de frecuencia desde 35Hz en adelante. La música se escucha tal y como fue creada y con un resultado espectacular en lo referente a neutralidad, precisión y balance tonal en la habitación.

Excelentes acabados

El 8C está construido internamente con madera de abedul contrachapada, un excelente material para la construcción de altavoces, y terminado externamente con paneles de roble, lo que garantiza la calidad del sonido en un diseño muy elegante y limpio. Cada altavoz mide 485 x 270 x 380 mm y pesa 26 kilogramos

El control de todas las funcionalidades se realiza a través del teléfono, con una sencilla interfaz. Cuando los altavoces enlazan con el teléfono, se pueden controlar actualizaciones, distancia de los altavoces a las paredes y otros muchos parámetros. No se requiere conectividad a Internet. Los 8C se pueden agrupar a una red a través de esta misma interfaz. También se puede transmitir música digital utilizando el dispositivo móvil y de forma automática.

Estas actualizaciones nuevas de firmware están disponibles en la nube y, si se desea, los propios altavoces las descargarán e instalarán de forma automática optimizando y añadiendo funciones de esta manera.

 

ACERCA DEL AUTOR