Banco de pruebas: Teufel CINEBAR 11

Lo primero que pensé al abrir la caja de esta barra es que pesaba muy poco y que sus medidas compactas en altura y profundidad podían hacer pensar en un producto económico o de nivel de gama media baja. Pero nada más lejos de la realidad. Las prestaciones de este modelo son sorprendentes para su nivel de precio, que incluye el subwoofer, por la potencia que ofrece y la calidad sonora con todo tipo de contenidos.

Para no perderme en detalles, diré que el primer Blu-ray con el que la probé fue de la saga Harry Potter, para probar el subwoofer con los diversos efectos sonoros de la película en los momentos más trepidantes, además de los canales vocales para las conversaciones, que en muchas ocasiones no son más que susurros en esta saga. Y el resultado me convenció desde el primer momento. La potencia del subwoofer es bastante impresionante y además se puede controlar de forma manual mediante un mando físico en la parte trasera del propio equipo.

Y los seis controladores de rango medio integrados en la barra, de 44 mm cada uno, ofrecen un sonido de alta calidad, sorprendente.

Instalación

Pero volvamos al inicio, la instalación sencilla y rápida. No hace falta tener experiencia previa para instalar la barra y el subwoofer. Si se realizan las conexiones mediante HDMI, aportando la señal externa desde una fuente como un receptor de AV o un reproductor de Blu-ray con sistema SmartTV integrado, basta con conectarlo a la entrada de ese tipo de la barra y la salida HDMI ARC a una entrada del mismo tipo del televisor.

Después hay que emparejar el subwoofer inalámbrico, cuadrado y de tamaño considerable, pero con una característica que lo convierte en uno de los más versátiles que hemos probado, se puede tumbar sin perder sus prestaciones. Además, viene acompañado de patas de goma adhesivas, que puede colocar el usuario según sus propias necesidades de instalación para situar el subwoofer en el lugar que más le convenga y donde mejor suene.

El emparejamiento es automático, pero si no se conecta a la primera con la barra, pulsando un botón en el propio subwoofer y  accionando el emparejamiento desde el menú de la barra, se entienden en pocos segundos.

Por terminar con la instalación del subwoofer, añadir que tiene un control de tres posiciones para indicarle dónde y cómo está situado el equipo en la estancia donde lo coloquemos. Es decir, puede colocarse aislado de otros elementos o paredes, en vertical o tumbado, en un rincón o bajo un sofá o mueble, por ejemplo, en este último caso también tumbado. Con ese mando en la posición correcta de instalación el equipo se calibra para sonar de maravilla, trabajando de la forma más eficiente.

Además, gracias a su diseño especialmente delgado y a las dos opciones de posicionamiento, en vertical u horizontal, este subwoofer inalámbrico T 6, puede colocarse en posición horizontal debajo del sofá con un espacio libre en el suelo de al menos 12 cm. No obstante también se puede colocar vertical en el suelo o tumbado en un estante, gracias a su esbelta silueta.

Prestaciones

La calidad sonora es de un nivel superior al precio del producto. La instalación sencilla, para cualquier tipo de usuario. Mejor si se usa la entrada óptica para el audio, claro. Pero también me han gustado detalles como el panel frontal, totalmente invisible cuando el sistema está apagado, que permite de una forma sencilla y mediante el mando a distancia o con los mandos táctiles situados en la parte superior de la barra, navegar por el menú de instalación y configuración, volumen, elección de fuentes, etc. Todo bastante intuitivo y rápido.

La nitidez de los diálogos y las conversaciones en series y películas es importante, porque se realza y mejora respecto a lo que ofrecen la mayoría de las pantallas de televisión actuales, pero es que en este caso, además, destaca una potencia de los bajos, sin perder claridad sonora, que produce una gran experiencia para disfrutar del cine en casa.

El sistema integra dos altavoces de agudos de 20 mm y seis de medios de 45 mm, ocho amplificadores digitales clase D y la tecnología Dynamore desarrollada por el fabricante alemán. Y el subwoofer tiene 165 mm de diámetro, amplificador clase D y potencia máxima de salida de 60 W. Además cuenta con tecnología Bluetooth 5.0 aptX, DTS, DSP y Dolby Digital, y compatibilidad Dolby Vision.

Dispone de doble conexión HDMI 2.0a con HDCP 2.2 y compatibilidad con HDR, además de entrada digital óptica y analógica auxiliar tipo Jack de 3,5 mm, así como panel táctil a la altura del display frontal.

VALORACIONES ON OFF

Construcción 5

Diseño 4

Calidad sonora 5

Prestaciones 5

Calidad / Precio 5

A DESTACAR

Gran calidad sonora a un precio ajustado

Compatibilidad Dolby digital y Dolby Vision

Instalación sencilla y rápida

Sistema con subwoofer inalámbrico versátil

FICHA TECNICA

Altavoces: 2 de medios de 44 mm; 2 tweeters de 20 mm y subwoofer de 165 mm

Rango de frecuencias: Barra: 160 Hz a 20 kHz / Subwoofer: 31 a 200 Hz

Conexiones: 1 salida HDMI 2.0a con HDCP 2.2 ARC, 1 entrada HDMI 2.0a con HDCP 2.2, 1 entrada óptica, Bluetooth 5.0 y auxiliar jack de 3,5 mm,

Modos de ecualizador: Normal, voz y nocturno

Dimensiones / Peso: Barra: 948x60x83 mm/1,81 Kg / Subwoofer: 120x420x420 mm / 7,66 kilos

Precio: 399,99€

Web: https://teufelaudio.es/

ACERCA DEL AUTOR