Banco de pruebas Skullcandy Crusher Evo

Auriculares inalámbricos de diadema con tecnología de audio progresivo de Audiodo, a un precio razonable y con alta calidad sonora, en especial en la entrega de bajos profundos y ricos

Una de las primeras cosas que me ha llamado la atención al probar estos auriculares es la potencia de sus bajos. Este modelo es capaz de entregar una potencia extra en bajos, sin distorsionar la melodía que estemos escuchando, que estremece los huesos, como reza la comunicación del propio fabricante. Al mismo tiempo el usuario tiene la potestad de suavizar esa presión de tonos bajos gracias al control deslizante colocado en uno de los auriculares, pudiendo experimentar así una gama más amplia de graves, siempre profundos y ricos.

Siguiendo la tradición de la marca, se aprecia la consistencia de los productos en cuanto a tecnología y diseño, además de distinguirse por esa calavera, que está grabada sobre la diadema.

Prestaciones

En un modelo inalámbrico la importancia de la autonomía es crucial, y estos Crusher Evo dan el máximo durante más de 40 horas de reproducción. Algo que sorprende y resulta muy satisfactorio, para no depender de un enchufe cada dos por tres. Pero al mismo tiempo ofrecen carga ultra rápida, con una autonomía de casi 4 horas en solo 10 minutos de carga.

Por otro lado destaca la personalización sonora de este modelo, que incorpora la tecnología de audio progresivo de Audiodo, un especialista al que Skullcandy ha acudido para mejorar las prestaciones de los Crusher Evo, y que se gestiona a través de la aplicación. Audiodo analiza la audición del usuario en su oído izquierdo y derecho, luego ajusta automáticamente el audio a niveles óptimos para su audición específica y guarda esos parámetros para lograr una audición óptima y personalizada para el usuario en todo momento. No importa el tipo de música que estemos escuchando, esta tecnología ajusta los niveles para que siempre sintamos una experiencia óptima en cada audición.

El único punto que echamos en falta en este modelo es la cancelación de ruido, que ya parece un aspecto estándar en la mayoría de los auriculares de cierto rango de precio, como es el caso. Parece que el fabricante ha volcado todos los esfuerzos en la calidad sonora y lo ha conseguido, pero hubiese sido un plus añadir ANC.

Por otro parte es verdad que el diseño de los cascos, muy estándar y sin novedades respecto a los modelos más clásicos, permiten, con la comodidad de sus almohadillas y el ajuste perfecto, un cierto aislamiento.

Calidad sonora

El fabricante destaca que estos auriculares de diadema ofrecen una experiencia sonora envolvente nunca antes vista, gracias a dos importantes avances tecnológicos, una versión mejorada de los bajos hápticos sensoriales patentados de Skullcandy y el sonido personalizado de Audiodo.

Los bajos sensoriales hápticos llevan tiempo siendo el rasgo diferenciador de la colección Crusher y son reconocidos por ser los únicos en proporcionar esta experiencia sonora. Los nuevos Crusher Evo llevan esta experiencia a otro nivel gracias a la generación de vibraciones hápticas multidimensionales y a un rango más amplio de frecuencias bajas.

VALORACIÓN ON OFF

+ La calidad sonora es buena, al nivel de productos mucho más caros.

+ Destaca su amplia autonomía de más de 40 horas de reproducción.

+ La incorporación de la tecnología Tile para localizar los auriculares es un plus.

– La ausencia de ANC.

VALORACIÓN

Construcción 5

Diseño 4

Prestaciones 4

Calidad sonora 5

Calidad / Precio 5

CARACTERÍSTICAS

CONTROLADORES: De 40 mm cada uno

IMPEDANCIA: 32 Ohmios ±15%

FREQUENCIA DE RESPUESTA: De 20 Hz a 20 KHz

SENSIBILIDAD: 95 dB a 100 dB

CONECTIVIDAD: Bluetooth 5.0

AUTONOMÍA: Más de 40 horas

DISTRIBUIDOR: www.skullcandy.eu

ACERCA DEL AUTOR