Banco de pruebas: Reproductor portátil de audio Astell&Kern KANN Cube

Perteneciente a la segunda generación de la gama KANN de uno de los líderes incontestables en audio de alta resolución portátil, el Reproductor portátil de audio Astell&Kern KANN Cube que analizamos a continuación deslumbra por su tecnología y su sonido,

Creo recordar que la primera vez que escuché un reproductor de Astell&Kern fue en Múnich con motivo de la presentación a la prensa especializada europea de la gama de auriculares de la japonesa Final.

Y la verdad es que quedé impresionado por la transparencia extrema, la virtual ausencia de ruido de fondo y la capacidad dinámica de unos productos que revelaron ser poco menos que fuentes digitales de referencia en formato portátil.  Por lo tanto, no es de extrañar que el espacio de la marca surcoreana en el certamen High End de la capital bávara sea tradicionalmente uno de los más concurridos… ¡y eso que competencia no le falta!

Un éxito que ha estimulado a Astell&Kern a crear productos cada vez más sofisticados –no sólo reproductores portátiles- y que con el modelo que analizamos a continuación, de nombre KANN Cube, alcanza unas cotas de excelencia notabilísimas en casi todos los ámbitos.

Reproductor portátil de audio “Hi-Res” Astell&Kern KANN Cube: una fusión perfecta de espíritu audiófilo y obsesión por la tecnología punta

El KANN Cube no figura precisamente entre los modelos más rompedores de Astell&Kern en lo que a estética se refiere, observación que en cualquier caso no le resta ni un ápice de su atractivo.

Pero en lo que no tengo nada que objetar es en la calidad constructiva, rayana en la perfección gracias a una evidente pasión por los pequeños detalles que trufan el robusto cuerpo de aluminio de nuestro invitado.

Entre dichos detalles habría que señalar la icónica rueda de gestión, situada en uno de los laterales del aparato y de la que destaca la precisión extrema de su fabricación.

Pero lo que de verdad impone del KANN Cube es su ingeniería, máxime si se tiene en cuenta que el aparato incluye refinamientos de última hora que influyen directamente en la calidad sonora final.

Reproductor portátil de audio Astell&Kern KANN Cube

Es el caso del amplificador interno, sustancialmente más potente –salida máxima de 12 Vrms en modo balanceado y de 6 Vrms en modo no balanceado- que el de su predecesor y que le permite atacar prácticamente auriculares de cualquier tipo.

Además, la posibilidad de seleccionar entre tres niveles de ganancia –High, Mid/Normal y Low- permite al usuario afinar la adaptación a los auriculares que utilice. Más aún, pese a esta potencia de salida incrementada, el Astell&Kern exhibe un nivel de ruido de fondo extraordinariamente bajo gracias a la innovadora topología circuital empleada.

El KANN Cube  impacta asimismo por su circuitería de conversión D/A, protagonizada por dos “chips” ESS Sabre ES9038PRO –un componente muy habitual tanto en el ámbito profesional como en el del High End pero no en el del audio portátil- de 8 canales cada uno montados en configuración doble monofónica para mejorar los parámetros objetivos clave por un lado y, por otro, expandir la escena sonora y aumentar la separación entre canales (como avala la espectacular diafonía de -136 dB a 1kHz en modo balanceado).

Esta configuración permite a nuestro invitado –que, por cierto, es gestionado por un microprocesador de 4 núcleos- reproducir con una precisión fuera de lo común grabaciones codificadas en PCM hasta 32 bits/384 kHz y DSD hasta DSD256 (frecuencia de muestreo de 11’2 MHz), codificaciones ambas que se sitúan entre las más potentes utilizadas no sólo en audio High End sino en los estudios de grabación.

Reproductor portátil de audio Astell&Kern KANN Cube

En esta vista lateral se puede apreciar con detalle uno de los elementos formales más representativos del KANN Cube en particular y de los reproductores portátiles Astell&Kern en general: la fabulosamente mecanizada rueda de gestión

En lo que respecta a los formatos de archivo compatibles, la lista es larga: WAV, FLAC, WMA, MP3, OGG, APE, AAC, ALAC, AIFF, DFF, DSF y MQA (integrado de modo nativo para facilitar la reproducción de archivos TIDAL Masters). El KANN Cube se completa con un nuevo conector XLR mini de 5 patillas para facilitar la conexión –en modo balanceado- a un amplificador doméstico de Alta Fidelidad, una pantalla táctil de 5” con resolución de 720×1.280 píxeles y una batería de 7.400 mA (que proporciona una autonomía de 9 horas en la escucha de archivos FLAC).

No querría terminar este análisis sin destacar un parámetro que, en mi opinión, tiene una influencia clave en la musicalidad del Astell&Kern: los 0’25 ps de “jitter” de su reloj de sincronismo, una cifra que ya querrían para sí muchas fuentes de referencia.

VALORACIÓN ONOFF

+Prestaciones estratosféricas en los parámetros de audio más relevantes.

+Sonido genuinamente “Hi-Res” con alma High End; dinámica fabulosa.

+Amplificador interno muy potente, con posibilidad de seleccionar el nivel de salida.

+Ingeniería global impresionante, con gestión vía procesador multinúcleo.

+Capacidad de almacenamiento interno+externo; autonomía de la batería.

+Compatibilidad nativa con archivos codificados en MQA.

500 gramos de peso pueden resultar excesivos para un reproductor portátil.

Precio elevado pese a la calidad técnica y de los materiales empleados.

CARACTERÍSTICAS

  • NIVEL DE SALIDA: 12 Vrms en modo High, 8 Vrms en modo Mid/Normal y 4 Vrms en modo Low (con conexión balanceada)
  • RESPUESTA EN FRECUENCIA: 10-70.000, +/-0’087 dB (con conexión balanceada)
  • RELACIÓN SEÑAL/RUIDO: 117 dB a 1 kHz (con conexión balanceada)
  • CODIFICACIÓN DIGITAL: PCM hasta 32 bits/384 kHz y DSD hasta DSD256 (11’2 MHz)
  • CAPACIDAD DE ALMACENAMIENTO: interna de 128 GB expandible en otros 512 GB vía tarjeta microSD
  • DIMENSIONES: 87’75x140x31’5 mm (An x Al x P).
  • PESO: 493 g
  • WEB DISTRIBUIDOR: sarte-audio.com

VALORACIÓN

CONSTRUCCIÓN: 5

DISEÑO: 4

PRESTACIONES: 5

CALIDAD SONORA: 5

CALIDAD/PRECIO: 4

ACERCA DEL AUTOR