Banco de pruebas: Razer Leviathan V2

Los gamers necesitan siempre estar a la última en tecnología de audio y vídeo, y con este modelo Razer se vuelca en ofrecer el mejor sonido para disfrutar más de los juegos

Esta segunda versión de Leviathan es una barra de sonido que se ha renovado por dentro y por fuera, con un diseño compacto y altas prestaciones, que incluyen la retroiluminación RGB, compatibilidad con THX Spatial Audio y conectividad inalámbrica Bluetooth 5.2.

Diseño

Esta barra es bastante compacta, para colocarla con facilidad debajo de cualquier monitor gaming, con unas medidas de 500 x 91,3 x 84 mm. El diseño no es rompedor, pero encaja en la estética gaming con el logo de Razer en la rejilla frontal y discreción en las formas, que para mi gusto quizá son demasiado rectas.

Está bien acabada y con los controles en la parte superior de la carcasa, para un fácil acceso frontal desde el puesto del jugador, tanto al encendido y apagado como al volumen, la conexión Bluetooth y la fuente de audio por USB.

Un detalle a tener en cuenta para la acústica es que está montada sobre unas patas que amortiguan las vibraciones, para ofrecer un mejor sonido. Al mismo tiempo sirven para modificar la inclinación de la barra, permitiendo apuntar hacia arriba hasta un ángulo de unos 30 grados, en lugar de solo en posición horizontal.

Prestaciones

Los controladores integrados ofrecen una frecuencia de respuesta de 45 Hz a 20 Khz, con dos tweeter de 20 mm, dos altavoces de rango completo de 48 x 95 mm y dos radiadores pasivos (altavoces sin imán ni alimentación) de 43 x 135 mm.

El sobwoofer está integrado en una caja separada, para ofrecer mejores prestaciones y más potencia, con su altavoz de 140 mm. Tiene un formato muy compacto, de 220 x 220 x 241.5 mm, pero la potencia es buena y los bajos, tanto de los juegos como de la música se sienten, vibras.

Ofrece agudos nítidos y claros y bajos profundos y contundentes que garantizan al mismo tiempo una buena claridad de los diálogos, tanto en los distintos tipos de juegos como en las películas o la música.

En cuanto a conectividad, en la parte trasera de la barra encontramos la conexión para el subwoofer, un puerto USB-C para enchufar al ordenador y la toma de corriente. Sencillo pero eficaz.

Además, tiene conectividad inalámbrica Bluetooth 5.2 con una latencia de 60 ms, que facilita el uso de la barra como un altavoz más de la casa, pudiendo lanzar música desde un móvil y reproducirla con calidad en la Leviathan V2. Además las 18 zonas de luz permiten personalizar los efectos lumínicos RGB para lograr una experiencia gaming total.

A DESTACAR

+El sonido ofrecido es bastante bueno para su rango de precio

+La relación entre calidad y precio es muy buena

-El diseño no es su punto fuerte

VALORACIONES

Construcción 4

Diseño 4

Sonido 5

Prestaciones 4

Calidad / Precio 5

FICHA TÉCNICA

Controladores: 2 tweeter de 20 mm, 2 altavoces de rango completo de 48 x 95 mm, 2 radiadores pasivos de 43 x 135 mm y un subwoofer de 140 mm

Frecuencia de respuesta: 45 Hz a 20 Khz

Luz RGB: 18 zonas de luz

Conectividad: USB y Bluetooth 5.2

Dimensiones / Peso: Barra 500 x 91.3 x84 mm / 1,4 kilos. Subwoofer 220 x 220 x 241,5 mm / 3 kilos

PVP: 249 €

Distribuidor: www.razer.com

ACERCA DEL AUTOR