Altavoces custom DALI Phantom

Presentamos la gama de altavoces DALI Phantom para instalaciones personalizadas, CI, a medida o custom, un exponente soberbio de la elegancia y coherencia de la marca escandinava

Conozco DALI –siglas de Danish Audiophile Loudspeaker Industries- desde hace ya unas cuantas décadas, he visitado su fábrica en un par de ocasiones y, lo más importante de todo, he podido seguir de cerca su evolución como marca, una marca que en poco más de 10 años ha pasado de la segunda a la primera división del audio doméstico de alta calidad. Una marca muy premiada –ahí está su presencia casi fija en los prestigiosos e influyentes Premios EISA– que ha ido expandiendo, sin prisas pero sin pausa, su gama de productos hasta convertirla en una de las más completas y con mejor relación calidad/precio del momento.

En esta evolución hay un elemento que, en mi opinión, es absolutamente fundamental por cuanto refleja a la perfección lo que acabo de decir: el aumento imparable del refinamiento, tanto conceptual y tecnológico como físico, exhibido por DALI. ¿Por qué digo esto? Pues sencillamente porque la marca danesa siempre ha sabido arreglárselas para que sus productos suenen muy bien. Pero igualmente cierto es que hace 25 años dichos productos incorporaban muchos componentes fabricados por otros, mientras que de un tiempo a esta parte tales las soluciones propias brillan por su presencia. Como en la gama DALI Phantom.

Altavoces custom DALI Phantom

La gama: amplitud y flexibilidad

Por otro lado, y en consonancia con un éxito comercial que no ha parado de crecer, DALI ha ido expandiendo el alcance de su propuesta dando ese salto –de esto hace ya unos años- que también han dado no pocos de sus competidores. Ese salto consiste en trasladar al potente mercado de las instalaciones personalizadas, CI, a medida o custom su experiencia en audio doméstico de alto nivel. Lo corrobora la presencia continuada de la firma danesa en la feria dedicada a la integración de sistemas por antonomasia, el ISE, donde suele exponer varias configuraciones basadas en los sistemas de altavoces agrupados en su extensa y versátil Serie DALI Phantom, protagonista de las líneas que siguen.

Altavoces custom DALI Phantom S

El buque insignia: Phantom S

El hecho de que la punta de lanza de DALI en sistemas de altavoces custom, la Serie DALI Phantom S, recibiera el Premio EISA al Mejor Producto High End para Cine en Casa de 2017-2018 constituye toda una declaración de intenciones sobre las ambiciones de la firma danesa cuando decidió dar el paso al que me acabo de referir. Personalmente, considero muy ilustrativo entretenerse un poco en la “investigación” y posterior descripción del modelo superior de la citada serie, el espectacular Phantom S-280. Este modelo permite hacerse una idea muy precisa de las ambiciones en cuestión y de la filosofía que ha permitido materializarlas. Constituye el punto de partida de lo que más adelante se fue incorporando de manera progresiva a gamas más simples y asequibles, para configurar un concepto “CI” perfectamente cohesionado.

Altavoces custom DALI Phantom S

Un diseño perfectamente orientado a las instalaciones a medida

Dicho lo anterior, ¿qué es lo que tenemos? De entrada, una caja acústica diseñada específicamente para montaje empotrado en pared y, lo más importante de todo, para ofrecer prestaciones de referencia y por lo tanto comparables a lo mejorcito de la gama para aplicaciones de Alta Fidelidad y Cine en Casa “estándar” de DALI. Si analizamos con un poco de detalle su ingeniería, vemos en primer lugar que sus dimensiones son algo “particulares”, con 1’52 metros de altura por 0’52 metros de anchura. Y el dato clave de cara a la aplicación para la que han sido pensadas, sólo 11 centímetros de profundidad, cifras que en realidad nos llevan a un volumen global perfectamente asimilable al de una caja acústica de suelo de dimensiones bastante generosas pero “aplanada”.

Altavoces custom DALI Phantom S

Prestaciones impresionantes

De ahí que la DALI Phantom S-280 exhiba registros tales como una curva de respuesta en frecuencia que abarca desde 49 hasta 25.000 Hz (+/-3 dB) y sea capaz de alcanzar niveles de presión sonora de hasta 112 dB. Para estos parámetros cuantitativos tengan su justa correspondencia en el ámbito cualitativo, DALI se ha empleado a fondo en lo que a construcción se refiere. Punto crítico para lograr un funcionamiento empotrado en pared comparable al ofrecido por un equipo de High End convencional. Así, el panel frontal está hecho de MDF de gran grosor para minimizar la trasferencia al mismo de vibraciones procedentes de los altavoces.

A su vez, los elementos que aseguran la fijación a la pared se sitúan en los laterales del recinto para garantizar un “encastrado” lo más firme posible –idealmente hermético- a la pared. Por su parte, los terminales de conexión –de alta calidad y situados directamente en la placa de circuito impreso que alberga el filtro con el fin de minimizar el trayecto recorrido por la señal de audio- a la electrónica de ataque están colocados en uno de los paneles laterales. La imponente presencia física de la DALI Phantom S-280 –que se combina a la perfección con el más opulento de los televisores de última generación y, por supuesto, con cualquier pantalla de cine- es rematada por una rejilla de protección flotante con fijación magnética que le proporciona un indiscutible toque de distinción.

Altavoces custom DALI Phantom S

Prestaciones genuinamente High End

Pero la verdadera “madre del cordero” de la Phantom S-280 la encontramos en la manera en que los ingenieros de DALI han resuelto la pertinente configuración acústica. Han utilizado la que, en mi opinón, es la mejor y más elegante –amén de más cara- para que el registro de la curva de respuesta en frecuencia antes comentado lo sea también en el mundo real, “de verdad”. Y que además el sonido esté a la altura de las pretensiones del producto, tanto en tímbrica como distorsión armónica y nivel de presión sonora.

Con respecto a este último parámetro, de gran relevancia en aplicaciones de Cine en Casa dignas de tal nombre, es importante mencionar que el fabricante afirma –los escandinavos no suelen mentir- que la Phantom S-280 es capaz de alcanzar un nivel de presión sonora de 112 dB. Una cifra muy respetable para un sistema de altavoces de este tipo.

This slideshow requires JavaScript.

Configuración acústica muy elaborada

Lo que encontramos es un sistema activo/pasivo de 2’5 vías, en realidad 3 vías aunque no estándar sino a la muy especial manera de la marca danesa.

La DALI Phantom S-280 incorpora uno de los elementos de ingeniería más emblemáticos de la misma: el módulo de agudos con doble transductor. Concretamente uno electrodinámico equipado con una cúpula blanda de 20 mm y uno de cinta de 17 x 45 mm, responsable directo de la naturalidad y riqueza extremas en la reproducción de las frecuencias altas del espectro. Al citado módulo se suman dos de los icónicos “midwoofers” (203 mm/8” de diámetro cada uno) con cono de fibra de madera y motor magnético con imán reforzado mediante la exclusiva tecnología SMC –“Soft Magnetic Compound”-  de DALI. Su respuesta en graves es reforzada (la vía “.5”) por dos radiadores de graves pasivos con diafragma cóncavo de 254 mm (10”) de diámetro.

La gestión del conjunto de altavoces descrito por un filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de alta calidad consigue además un “extra” de gran relevancia práctica: por un lado, una impedancia nominal de 8 ohmios y, por otro, una sensibilidad de 89 dB/W/m. Datos ambos que facilitan la “atacabilidad” de la DALI por prácticamente cualquier electrónica integrada de A/V de altas prestaciones. Y también, por supuesto, por sistemas formados por previo/procesador y etapa de potencia separados, como por ejemplo los propuestos por la estadounidense Emotiva Audio Corporation.

This slideshow requires JavaScript.

Una gama perfectamente cohesionada

A partir de ahí, la gama DALI Phantom S va “descendiendo” paulatinamente en lo cuantitativo –que no en lo conceptual/cualitativo- en la forma de los modelos Phantom S-180 y Phantom S-80, de 2’5 y 2 vías respectivamente y que pueden bien complementar las Phantom S-280 en un conjunto audiovisual “full”, bien utilizarse para configurar sistemas menos ambiciosos en lo formal pero que exijan una calidad sonora elevada.

This slideshow requires JavaScript.

La accesible Phantom M

También en términos de gamas disponibles se va simplificando para dar lugar al resto de “familias” “CI” de DALI, desde la novísima Phantom M hasta las tan versátiles como asequibles Phantom H y Phantom E. De la gama Phantom M, formada por los modelos Phantom M-375 y Phantom M-250, vale la pena insistir en su condición de versión accesible de la Phantom S… de hecho, el modelo superior, el M-375, incluso monta el módulo de agudos doble.

This slideshow requires JavaScript.

Recintos cuadrados en los modelos Phantom H

El siguiente eslabón descendente lo encontramos en la Phantom H y sus recintos cuadrados complementados con transductores con cono de fibras de madera. Desde los modelos de 2 vías Phantom H-50, Phantom H-60 y Phantom H-80 hasta el modelo de 3 vías Phantom H-120.

Altavoces custom DALI Phantom E

La económica Phantom E

La propuesta “CI” de DALI se cierra con su gama más democrática, de nombre Phantom E y formada por 4 modelos sin recinto –aunque con cajas posteriores dedicadas disponibles opcionalmente- que responden a las denominaciones –todos ellos trabajan con 2 vías- Phantom E-50, Phantom E-60, Phantom E-60S (equipado con dos tweeters) y Phantom E-80.

ACERCA DEL AUTOR