La reciente encuesta ciega llevada a cabo por LG con consumidores de televisión normales, de la calle, arrojó un contundente resultado a favor de los televisores OLED al tratar de  valorar la calidad de imagen apreciada subjetivamente. Y no es de extrañar. Irónicamente les comentaba que jugaban con ventaja, pues es innegable que la tecnología OLED es muy superior a la LCD/LED no ya en aspectos subjetivos, sino también objetivos, relacionados con la calidad de imagen. Otra cosa es que los diferentes fabricantes tengan mas o menos dificultades para pasarse a esta tecnología. Y que en un intento titánico por acercarse a ella, se mejoren los paneles LCD/LED hasta cotas de calidad insospechadas. Pero lo que hay es lo que hay. La propiedad de los pixeles autoemisivos que se iluminan independientemente unos de otros hace innecesario la fuente de luz del panel, que por mucho que se atenúe siempre deja algún resto de luz que afecta al contraste y al nivel de negros. Los pixeles OLED se pueden apagar completamente, con lo que el contraste obtenido es bestial y el negro es negro puro. A partir de aquí, todo son ventajas

Ángulo de visión irrelevante. La tecnología OLED dota a sus pantallas de algunas propiedades que poseían los ya desaparecidos plasmas, pero con muchas ventajas que aquellos no tenían. Junto al excelente contraste y el nivel de negros perfecto, el hecho de que el ángulo con que le espectador contempla el televisor no tiene ningún efecto negativo sobre la calidad de la imagen percibida. Ni pérdida de contraste, ni de brillo, ni distorsión de color. Todo esto hace de la tecnología OLED la fórmula perfecta (mientras no se invente otra) para sustituir a los ya veteranos LCD/LED, por mucho que los años les hayan hecho mejorar, como al vino. En general, todos los aspectos que definen la calidad de imagen de OLED adquieren unas valoraciones sobresalientes. No solo la profundidad de los negros, sino también la riqueza de los colores, y parámetros generales como el brillo, saturación, profundidad de color y contraste. E insisto, no es que el rendimiento de los de los nuevos paneles LED/LCD de nueva generación, sobre todo los que se basan en tecnología de nanocristales sea mala. En absoluto. Y de hecho se acerca bastante a OLED. Pero no llegan a ser lo mismo. No pueden llegar a ser lo mismo simplemente por el principio de funcionamiento de las distintas tecnologías. Las mejoras en LCD/LED se basan en “trucos” para mejorar. OLED es bueno por sí mismo. Cada pixel emite luz orgánicamente. No hay retroiluminación. Y la retroiluminación es el “problema” de LCD/LED. Además, la tecnología LED permite otra cifra escalofriante … la de velocidad de refresco que se queda en la friolera de un microsegundo. Esto hace innecesario el uso de tecnologías de recreación de fotogramas típicas en los otros televisores … esas que se definen por cifras de “muchos Hercios”. Con OLED, no tienen sentido. Y yo que me alegro, porque siempre acabo desactivando esas funciones. La calidad de imagen, por si no fuera poco con el panel OLED, se remata con el sistema RGB+W que con la adición de un subpíxel blanco a los tradicionales rojo, verde y azul, consigue aumentar el rango de colores en la pantalla y la precisión de los mismos.

Propuesta apabullante. El 65EF950V es un televisor OLED, 4K y es capaz de manejar contenido HDR  que se le suministre tanto a través de streaming como a través de sus entradas HDMI. Y además… ¡no es un televisor curvo! LG no da demasiada importancia a esta nueva tendencia de curvar la pantalla del televisor. Y parece que las apreciaciones del espectador estándar le da la razón en que no es una característica fundamental. Todo lo mencionado, por sí solo, justifica que este televisor sea elegido como el justo representante de la tecnología de futuro. Con estas características, ya está preparado incluso para se compatible con los nuevos Blu-ray UHD que están al llegar, y que serán el mejor complemento de este televisor para disfrutar a lo grande de experiencias audiovisuales sin parangón. Solo falta desear que estos reproductores y estos contenidos no se hagan esperar. HDR es una nueva tecnología (no tan nueva en fotografía donde es muy utilizada para resaltar, sobre todo, la belleza de los paisajes) que se está utilizando ya como argumento en muchos frentes para sustituir al 3D, que parece que está perdiendo atractivo. No solo los futuros Blu-rays UHD podrán ser HDR, sino que ya hay incluso alguna videocámara 4K doméstica con esta característica y algunos servicios de video en streaming apuestan también por esta tecnología. Veremos en que queda.

No solo calidad de imagen. Aún siendo el aspecto principal que utilizamos para valorar el atractivo de un televisor, la calidad de imagen no es el único factor a tener en cuenta. Y el 65EF950V no descuida otros detalles. El tamaño de pantalla es muy generoso. 65 pulgadas ya dan mucho de sí para disfrutar a lo grande de futuras películas Blu-ray UHD (y puestos a soñar, HDR). El diseño es muy atractivo, respondiendo al concepto “pantalla plana flotante”, en la que no hay curvatura, y el panel parece flotar sobre la peana. A proporcionar este aspecto flotante colabora también la práctica inexistencia de marco en la pantalla y la extremada delgadez de esta. Casi tan delgada como un cristal, excepto la parte inferior que aloja los circuitos y los altavoces. Por cierto que el sonido también merece mención especial, ya que el sistema de audio está diseñado por Harman Kardon, y es un sistema 2.0 de 20 watios. La idea es conseguir implementar en el televisor plano una calidad sonora lo suficientemente buena para los que no puedan optar por un sistema de audio separado o una barra de sonido.

Por supuesto, inteligente. El 65EF950V basa sus prestaciones SMART TV en la plataforma WebOS 2.0. El sistema arranca ahora en un tiempo mucho más corto. La interface es más simple e intuitiva que en la versión anterior, y se maneja de forma extremadamente sencilla con el Magic Remote. El ecosistema Smart permite el acceso a diversas ofertas de video en streaming, aplicaciones , contenidos de la tienda LG y es compatible con Miracast/Widi.También tiene funciones de DVR y time shift con discos externos USB.

https://i1.wp.com/www.revistaonoff.es/wp-content/uploads/2015/10/UF950V_V-1-725x375.jpg?fit=725%2C375https://i1.wp.com/www.revistaonoff.es/wp-content/uploads/2015/10/UF950V_V-1-725x375.jpg?resize=150%2C150exagramaPremios ON OFF 2016LG,OLED,TECNOLOGÍA DEL FUTUROLa reciente encuesta ciega llevada a cabo por LG con consumidores de televisión normales, de la calle, arrojó un contundente resultado a favor de los televisores OLED al tratar de  valorar la calidad de imagen apreciada subjetivamente. Y no es de extrañar. Irónicamente les comentaba que jugaban con ventaja,...Todo sobre tecnología en casa