EL mejor TV gigante de este año, el Samsung UE88JS9500T es verdadero buque insignia que encierra en sí mismo toda la filosofía que se condensa en cuatro siglas: SUHD. Esta denominación engloba toda una serie de conceptos pensados para llevar un paso adelante (pero un paso muy grande) la tecnología LCD/LED. El modelo que premiamos en la categoría de televisor gigante es un imponente modelo de 88 pulgadas, de pantalla curva, con resolución 4K, 3D, y con muchas innovaciones, que son las que se encierran bajo el concepto SUHD.

Empujando hacia el futuro. Una de las características de SUHD es el uso de paneles que utilizan la tecnología de puntos cuánticos, nanocristales en terminología de Samsung. Un avance importante sobre los paneles LCD/LED convencionales. El especial comportamiento de estos nano cristales hace que cuando son iluminados por un LED azul, producen por sí mismo los famosos subpixeles de color Rojo, Verde y Azul, pero con unos resultados en los componentes que definen la calidad de la imagen que podemos definir como espectaculares. Pureza y precisión de colores, gama de color ampliada, brillo y contraste batiendo records y negros realmente negros, son algunas de las características que definen a este televisor. Todo esto es posible porque la tecnología de nano cristales se complementa con un panel de 10 bits con un alto nivel de transmisividad. Además, utiliza una nueva fuente de iluminación, situada directamente detrás de la pantalla y controlado por un sistema de atenuación local, Dimming Pro. Y todo el conjunto es gestionado por un nuevo procesador especializado en optimizar el sistema de imagen con nanocristales y capaz de analizar y tratar con precisión diferentes tipos de contenidos de imagen, dividiendo la pantalla, para su análisis, en diferentes secciones. La profundidad de la imagen que muestra el televisor se ve mejorada gracias al ingenioso sistema Auto Depth Enhancer, que funciona analizando el contenido del video, localizando la posición relativa de cada objeto dentro del mismo (más lejos o más cerca) y modulando el contraste en función de esta posición, de forma que se proporciona una sensación casi tridimensional. El televisor ofrece cifras muy significativas: alcanza un brillo nativo de 1000 nits (muy por encima de los 300-500 nits habituales). Y el rango de color puede alcanzar el 93 por ciento del DCI, la gama de color que tienen las películas comerciales. Esto es importante al hablar de 4K, porque que utiliza una gama de color más amplia que FULL HD, y que también será́ la utilizada en los Blu-ray 4K. El aumento del brillo que puede proporcionar el panel es también fundamental para la compatibilidad con HDR, una característica que se está empezando a poner de moda y que ya está dando que hablar. Las imágenes HDR necesitan de paneles capaces de proporcionar mucho más brillo que los convencionales, con lo que los paneles con características SUHD son perfectos para esta atractiva nueva función.

El HDR que viene. Cuando uno contempla conte- nidos 4K en este Samsung de 88 pulgadas de pantalla curvada, la sensación de inmersibilidad es espectacular. Pero nos hubiera gustado probarlo con contenidos HDR. Porque esta es otra de las apuestas fuertes no solo de Samsung y SUHD, sino del futuro Blu-ray 4K, y de gran parte de la industria audiovisual. Tanto, que hay quien le da mayor importancia que al propio 4K. Se habla que NetFlix y otros operadores de contenidos en streaming apuestan por esta tecnología para dotar de mayor espectacularidad a sus producciones, en detrimento del 3D, entre otras cosas porque necesita menor ancho de banda. HDR es muy popular ya en el mundo de la fotografía y empieza a dar el salto al vídeo y el cine. Con HDR las imágenes adquieren un nuevo nivel de realismo, al mantener el detalle tanto en las zonas de brillos altos como en las cercanas al negro puro, eliminando la falta de detalle en zonas muy oscuras o excesivamente claras.

SMART a lo grande. El UE88JS9500 mueve toda su parte Smart TV con Tizen. Se trata de un nuevo sistema operativo, de veloz comportamiento gracias al motor de ocho núcleos, que proporciona una forma más ágil, limpia y amigable de utilizar las funciones inteligentes del televisor. Todas las marcas están cambiando sus sistemas Smart hacia plataformas que son, o derivan, de sistemas de código abierto, y Samsung no es la excepción. El dispositivo móvil, tableta o smartphone se sincroniza fácilmente con el televisor, ya que éste capta su señal cuando se encuentra cerca, permitiendo reproducir los contenidos del móvil en el televisor, gracias a la función Quick Connect, aunque no todos los modelos son compatibles. La conectividad se renueva también con un dispositivo externo One Connect que contiene todas las conexiones, entre ellas, cuatro puertos USB y cuatro HDMI. La caja externa contiene también gran parte del “cerebro” del televisor, el que realiza las funciones importantes, y una de sus grandes ventajas es que nunca se queda obsoleto, ya que si es necesario, se puede actualizar, cambiándola por otra que podría incorporar un nuevo chipset con nuevas capacidades, e incluso nuevos tipos de conectores que pudieran surgir y hacerse necesarios.

https://i2.wp.com/www.revistaonoff.es/wp-content/uploads/2015/10/ue88js9500t-725x375.jpg?fit=725%2C375https://i2.wp.com/www.revistaonoff.es/wp-content/uploads/2015/10/ue88js9500t-725x375.jpg?resize=150%2C150exagramaPremios ON OFF 2016samsung,tv gigante,UE88JS9500TEL mejor TV gigante de este año, el Samsung UE88JS9500T es verdadero buque insignia que encierra en sí mismo toda la filosofía que se condensa en cuatro siglas: SUHD. Esta denominación engloba toda una serie de conceptos pensados para llevar un paso adelante (pero un paso muy grande) la...Todo sobre tecnología en casa