Todos hemos oído hablar alguna vez del Bitcoin. Cualquiera sabe ya que se trata de una moneda virtual, de una cibermoneda o criptomoneda, que de todas estas formas se le puede denominar. En las últimas semanas se ha hecho aún más conocida gracias al ataque del gusano informático Wannacrypt, del que han sido víctimas gran cantidad de ordenadores de grandes y grandes empresas y organismos en cientos de países de todo el mundo. El gusano encripta todos los archivos del ordenador y exige el pago de un rescate en Bitcoins para que el usuario pueda recuperar sus datos.

PERO,  ¿QUÉ ES BITCOIN?
El Bitcoin (con mayúscula cuando nos referimos al sistema, y con minúscula cuando nos referimos a las unidades) se define a menudo como una criptomoneda, moneda virtual o moneda digital. Esto términos hacen referencia a que en su funcionamiento tiene gran incidencia los sistemas criptográficos o la encriptación
y a que no existe en forma física (monedas o billetes). Tan solo es posible usarla en entornos digitales y en condiciones de conexión a Internet. En todo lo demás es una moneda como otra cualquiera. Permite realizar transacciones, ser utilizada en la compraventa de bienes y servicios, y también en operaciones de mercado especulativas, comprándola o vendiéndola como cualquier otra divisa cotizada. Aun siendo una moneda como cualquier otra, tiene muchos elementos  diferenciadores y originales, que hay que conocer bien antes de decidirnos a utilizarla. El Bitcoin, a diferencia de las monedas convencionales, como el Euro o el Dólar, no depende de una autoridad central para su emisión, ni de terceras partes de confianza para autentificar las transacciones que se realizan con ella.
En el Euro es el Banco Central Europeo la autoridad que controla la moneda y, en determinadas circunstancias pone en marcha la máquina de fabricar dinero; y los bancos son los encargados de certificar las transacciones con la moneda, mediante los depósitos y productos bancarios que anotan en cuenta las transacciones entre usuarios. Con otras monedas ocurre lo mismo, con autoridades monetarias diferentes. Además, es el sistema de créditos, en el que los bancos prestan dinero a personas físicas y jurídicas, el que hace que se genere nueva moneda continuamente, sin un límite en la cantidad total que puede haber en circulación.
El Bitcoin funciona de una forma totalmente diferente.

 

REPORTAJE COMPLETO EN ON OFF 293

https://i2.wp.com/www.revistaonoff.es/wp-content/uploads/2017/07/Invertir-Bitcoin-rentable.jpg?fit=975%2C362https://i2.wp.com/www.revistaonoff.es/wp-content/uploads/2017/07/Invertir-Bitcoin-rentable.jpg?resize=150%2C150RedacciónON OFFRevista ON OFF,BITCOIN,monedaTodos hemos oído hablar alguna vez del Bitcoin. Cualquiera sabe ya que se trata de una moneda virtual, de una cibermoneda o criptomoneda, que de todas estas formas se le puede denominar. En las últimas semanas se ha hecho aún más conocida gracias al ataque del gusano informático Wannacrypt,...Todo sobre tecnología en casa